Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico

El cerdo Ibérico es una raza autóctona que tiene un origen milenario. Conocida desde la época romana, se asienta fundamentalmente en la zona sur occidental de España.

Recuperado en la década de los ochenta del siglo XX, se encontraba al borde de la extinción con tan sólo 5.000 madres de la raza. La raza porcina ibérica está catalogada oficialmente por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, MAPAMA, como raza autóctona de fomento. Dentro de ella se distinguen cinco variedades o estirpes: Retinto, Entrepelado, Lampiño, Torbiscal y Manchado de Jabugo. Las tres últimas están declaradas en “peligro de extinción”.

Nacida en 1985 como consecuencia de la casi total extinción del cerdo ibérico en España, AECERIBER tiene un ámbito nacional e integra en la actualidad a más de 2.000 productores ganaderos de la raza porcina ibérica.

 

Desde 1987 AECERIBER ha dedicado sus esfuerzos al estudio y conocimiento de esta extraordinaria raza. Ello nos ha permitido la puesta en marcha de un Programa Oficial de Conservación de la Raza y de Mejora Genética a partir de 1992.

 

El sector del cerdo Ibérico integra en la actualidad a 15.000 explotaciones y 300 industrias artesanales, representando más del 30% de la producción final agraria de las regiones donde se localiza.

La producción

300.000

Cerdas

5.000

Verracos

600.000

Cerdos de bellota producidos

1.200.000

Jamones

Asociación de Raza Pura reconocida por la UE, desde 1987 desarrolla el Libro Genealógico de la Raza, la Selección Genética y la Conservación de las Variedades declaradas por el Ministerio de Agricultura en el Catálogo Oficial de Razas de España en Peligro de Extinción.

 

Sus ganaderos y las explotaciones se localizan principalmente en el Sur-Oeste de España, coincidiendo con la implantación natural del ecosistema de la Dehesa, cuyas producciones tienen un alto prestigio gastronómico y están amparadas por figuras de Calidad de la UE bajo la categoría de “Bellota”.

Estos productos específicos (jamones y paletas), están amparados por cuatro DDOOPP: “Guijuelo”, “Dehesa de Extremadura”, “Jabugo” y “Los Pedroches” constituidas y reconocidas por la UE entre 1987 y 2010.

 

Son cientos de años los que avalan la existencia de nuestra raza ibérica en el sur-oeste de la península ibérica y aunque hoy en día sus producciones más arraigadas –en las dehesas y en extensivo- apenas representan el 15% de total anual producido, simbolizan la punta de lanza de la totalidad del sector. La artesanía y tradición de los sistemas primarios ganaderos junto con el saber hacer de las mejores empresas transformadoras acentúan su singularidad y sus facultades inigualables.

 

Todo este proceso se ha optimizado ostensiblemente -SELECCIÓN- sin perder de vista el mantenimiento de su exclusividad –CALIDAD- siempre con la defensa de sus mejores valores –TRADICIÓN-.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies